El Arte Como Herramienta Para la Paz: Ramallah Contemporary Dance Festival
Jorge M. Crecis
Eter Danz@ April-May 2006.
Download PDF

“Thor Compagnie” frente al muro

Ocupación, guerra, muro, ataques suicidas, asesinatos selectivos, Palestina, Israel… términos que todos hemos oído, leído y quizás hasta expresado, pero, ¿Cuál es el significado de todos estos términos? ¿Cuál es la realidad que se esconde tras la palabra?

Mi rutina (…), era y es muy ajena a todos esos términos, pero por unos días, la danza, mi profesión, ha permitido que mi realidad sea otra (…) una experiencia impresionante, errores humanos, que al igual que tantos otros, por mucho que se repitan a lo largo de la historia, no aprendemos de ellos.

En un primer momento y recién llegados al hotel, una bolsa con innumerables panfletos, pósteres, postales y pegatinas que hablan de un muro, de una ocupación, de una cultura, de un pueblo, nos esperaba encima de nuestra cama, propaganda política que deja de serlo al día siguiente cuando la vives por ti mismo. (…)

¡¡Es verdad que hay un muro!!, que hay kilómetros y kilómetros de muro que rodean, que encierran a ciudades enteras. ¡¡Y crean islas!!, prisiones enormes dentro de un territorio que en la historia siempre ha sido un área de conflictos. Y el error se repite.(…)

Soldados adolescentes israelíes, de entre 17 y 20 años con un arma al hombro y mucho miedo a sus espaldas (seguramente muy justificado), habitan los innumerables chekpoints establecidos en los perímetros de las ciudades palestinas. Nos piden con mano temblorosa una carta de identidad, nos miran alucinados sin saber que hacer al ver un autobús lleno de palestinos y una compañía de danza, nada menos que de danza contemporánea (¿qué es eso?) con pasaportes españoles, franceses, belgas, alemanes, etcétera…intentando decidir si nuestra historia de la compañía de danza es cierta o no, decidiendo si podemos o no, pasar al otro lado de los ocho metros de alto que tiene el muro, (…)

Poderes inmensos que juegan con los individuos, con las libertades básicas del ser humano.

(…) Hemos participado de lleno en la vida de la ciudad de Ramallah, hemos vivido y hemos trabajado con ellos, nos hemos subido al escenario por y para ellos. La danza ha permitido abrir una ventana al mundo exterior y ahora no podemos permitir que se cierre.

La danza ha sido utilizada como fuente de diálogo, ha abierto el camino para expandir la palabra, al menos para que todos los que hemos asistido a este festival, volvamos a nuestros lugares de residencia y hablemos de ello, para que no sea un error silenciado.

Participar en este evento, ha sido una experiencia personal, mucho más allá de la profesional, y así ha sido para organizadores, participantes y público, porque por unos días hemos sido personas y no instituciones.

Chekpoint de Qalandia entre Ramallah y Jerusalem


Jorge Crecis © 2017